UCV

Visitantes y amigos ser bienvenidos.

jueves, 8 de noviembre de 2012

La empatía en el aula de primaria



La empatía puede definirse como la capacidad de la persona para percibir y comprender los pensamientos y sentimientos de los demás; de una manera más gráfica, es la capacidad de cada individuo para “meterse en la piel de los demás”.

Más allá de los enfoques conceptuales que distinguen componentes afectivos, intelectuales y conductuales, así como de posiciones teóricas acorde con estos enfoques, la empatía es la capacidad del ser humano para sentir con el otro, entender y aceptar sus estados emocionales y comprender las razones de su comportamiento.

Una deficitaria capacidad de empatía podrá dar lugar a problemas de índole interpersonal y de ajuste social. Para personas cuyo desarrollo empático es deficitario, valores como la tolerancia, el respeto y la solidaridad les resultan abstracciones ajenas a su forma de ver el mundo, sumiéndoles en un perpetuo egocentrismo e inmadurez social. La toma de decisiones tendrá como foco sus propios intereses sin contemplar la perspectiva del otro, pudiendo ocasionar a los demás lesiones a sus derechos y perjuicios sociales. Las habilidades sociales de interacción inicial se basarán en el previo cálculo de los réditos y beneficios que obtendrá a costa de los demás, y la autoafirmación y oposición asertiva pueden convertirse en contundentes herramientas para imponer su voluntad a los demás,presionando, manipulando o directamente exigiendo comportamientos que satisfagan sus caprichos y apetencias.

Ser capaz de tener en cuenta al otro en dimensiones cada vez más profundas facilita las relaciones sociales y contribuye al desarrollo moral del individuo. Además, este factor de protección juega un papel esencial en la búsqueda de la propia felicidad en paralelo a la orientación actitudinal y emocional hacia el logro del bienestar del otro.

Componentes de la empatía

Los componentes esenciales de la empatía pueden resumirse en los siguientes cuatro bloques:

- Ampliar la capacidad para detectar los estados de ánimo de los demás.

- Identificarse emocionalmente con las personas que experimentan sentimientos y emociones de diversa índole.

- Idear estilos de aproximación comunicativa (escucha activa, lenguaje positivo).

- Desplegar comportamientos eficaces para el apoyo y la ayuda prosocial.

La mejora de la capacidad para empatizar con los demás consigue los siguientes efectos:

• Desarrolla notablemente la sensibilidad social. El individuo se hace cada vez más consciente del entorno social que le rodea.

• El alumno se capacita para incorporar valores de índole proactiva, como la generosidad, el altruismo o la tolerancia, desencadenando toda la gama de comportamientos acordes con los referidos valores.

• Contribuye a una mayor extensión y riqueza de la competencia social.

El trabajo educativo en la mejora de la empatía

Con alumnos jóvenes (adscritos a cualquier ciclo de Educación Primaria) la promoción de la empatía se inicia con acciones que despierten la capacidad para detectar estados emocionales en uno mismo y en los demás, discriminar las señales no verbales que reflejan las distintas emociones, proceder a su etiquetación e investigar cuál es el comportamiento competente ante las mismas.

A medida que los alumnos avanzan en su desarrollo madurativo, pueden emplearse técnicas proyectivas y juegos de roles que darán lugar a situaciones en las que podrán identificarse con distintos estados emocionales a la par que explorar todo tipo de argumentos cognitivos y reacciones emocionales observadas en los demás.

 Fuente:FAD


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada